El mal nombrado “Pase Cambiado por la Espalda”

Photo Daniel CHICOT

Photo Daniel CHICOT

Una lectura asidua de las crónicas actuales le enfrentará con frecuencia a la terminología “Pase cambiado por la espalda”.  Yo la utilicé incluso en el pasado.  Luego un día en que seguía una corrida televisada, oí al maestro Antoñete responder a una cuestión de Manolo Moles, explicándole que el pase que acabábamos de ver no era el “Pase cambiado por la espalda” sino  el “pase del péndulo”.   Sobre el momento tomé nota de la precisión sin lanzarme en investigaciones más detalladas.  Hay, en efecto, numerosas “suertes” que llevan nombres diferentes según sus creadores o según el continente donde se realizan, y no hay motivo de criticar la utilización de una terminología en lugar de otra. Citemos los ejemplos de la “Zapopina” y de la “Lopezina”, o del “Circular” y de la “Dosantina”.  Los especialistas están en condiciones de remontar el hilo de la historia para encontrar la fuente original de un pase y de su nombre.

Por lo que se refiere al “Pase cambiado por la espalda” las cosas habrían podido permanecer allí si no hubiera tenido un intercambio con un vecino de “tendido” en la Feria de Sevilla 2011 que justificó el reactivar mis investigaciones.  Él defendía la idea según la cual el nombre “Pase cambiado por la espalda” era el acertado para calificar el pase en cuestión porque, a su modo de ver, “Cambiado” sería un calificativo resultante de la acción de “cambiar”.  Concluía que “El pase del péndulo”, cuya definición defendía yo en este caso, no tenía nada que ver con la suerte.  Para él “El pase del péndulo” sería un pase en el cual el torero efectúa un balancín con la muleta en la espalda, frente a la cabeza de Toro, antes de hacerlo pasar o por frente, o en la espalda.  Con esta afirmación, que iba en contra de lo que había escuchado explicar por el Maestro Antoñete, decidí profundizar la cuestión y sacar en claro esta diferencia semántica.

Photo Daniel CHICOT

Photo Daniel CHICOT

En la “Suerte” que nos ocupa, el Maestro se coloca, para iniciar la faena, en el centro del ruedo,  perfil izquierdo hacia el bicho.  El Toro esta delante de un burladero en la contra querencia de toriles, el matador teniendo la espalda vuelta al terreno natural del bicho es decir, el terreno que abre camino hacia toriles (Sebastien Castella realizó este pase en Nimes, durante la Feria 2011, a contra querencia, colocando al toro en los terrenos de toriles y dándole la salida hacia la Presidencia, pero es allí una excepción a la norma).   El Maestro arma la muleta en la mano derecha, y la tiene detrás de su cuerpo que hace barrera entre toro y muleta.

Para que el bicho se lance desde la barrera, el Torero:

  1. O fija la atención del animal avanzando su mano derecha ante él para mostrar la muleta del lado opuesto a dónde dará la salida.
  2. O, si el Toro se lanza solo, deja la muleta inerte detrás de su perfil derecho.

Luego cuando el bicho llega a jurisdicción, él desplaza la muleta, a lo largo de su perfil derecho, hacia la parte de su cuerpo en su espalda, para devolver la carga hacia la “querencia” natural del  bicho, es decir, hacia toriles.   La cuestión que nos ocupa consiste en saber si la terminología “Pase Cambiado por la Espalda” conviene para nombrar esta “suerte”.

¿Qua Había explicado el Maestro Antoñete?  A su modo de ver, el criterio era el lado de la muleta que se presentaba al toro en el momento de dar el pase.  Sólo cuando hice mis investigaciones comprendí lo que él quería decir.  En un pase cambiado la muleta se presenta por el lado opuesto al que se expone al toro en un pase natural como lo explicaremos a continuación.

La primera dificultad vivida en mis investigaciones, consistió en encontrar fuentes y referencias de calidad que describieran los pases y las técnicas del toreo.  El Cossío en sus distintas versiones es una.  La completé por el libro ‘El Hilo del Toreo” de Pepe Alameda,   así como la obra “Todas las Suertes por sus Maestros” de José Luis Ramón.  En cualquier caso, la primera trampa que debía evitarse era la de la investigación en Internet.  Me di rápidamente cuenta de que este método sería el más dudoso, devolviendo numerosas aproximaciones y errores obvios.  Efectué mis investigaciones enfrentando las fuentes literarias a las utilizaciones periodísticas en las antiguas y recientes crónicas.  A tal efecto la herramienta Internet de las Hemerotecas en línea me daría una base de información fiable y más concretamente la hemeroteca del Diario ABC, así como la de la Biblioteca Nacional Española.   La hemeroteca de ABC ofrecía el contenido más antiguo y más ancho, que fue la que utilicé como referencia en las observaciones que siguen.

I.            Consideraciones periodísticas.

Si uno confía, entre otras cosas, en la cantidad de veces en que la terminología “Pase Cambiado por la Espalda” se utiliza por Internet, la conclusión simplista sería que esta denominación es la correcta, ratificando una victoria, muy amplia, en puntos.  En las crónicas de ABC es también la que tiene globalmente la cuerda, sin ninguna vacilación, muy por delante de dos otras terminologías utilizadas para este mismo pase a saber: “Pase del péndulo” y “Cambio por la Espalda”.  Conviene sin embargo matizar esta aparente victoria.

La investigación en la hemeroteca de ABC evidencia las primeras utilizaciones del nombre “Pase Cambiado por la espalda” en 1950, luego 1958.  El contexto y las descripciones que rodean estas primeras utilizaciones prueban, sin embargo, que no se trata nunca del pase que estudiamos en este artículo.  En efecto en la edición del 03/10/1950 se hace referencia a un “Adorno” que es un embellecimiento, produciéndose más generalmente cuando la faena ya es avanzada, y no una “suerte” dada al principio de faena.  Luego los días 01 y 08/07/1958 se describe un pase con la muleta doblada en la mano izquierda que hace más bien pensar en “el Pase Cambiado” descrito en la obra “Todas las suertes por sus Maestros” de Antonio Bienvenida, o a una alternativa de la “Pedresina”.  Como estos artículos de ABC no tienen ilustraciones,  no se puede confirmar gráficamente cómo fueron estos pases pero se puede, sin ninguna duda, afirmar que no se trata del pase que nos ocupa aquí.

Luego hasta el 17/04/1969 no hay más utilización de la expresión.  En dicha fecha empieza en ABC una noticia y larga serie de utilización de la terminología “Pase Cambiado por la espalda”.  Esta vez los elementos visuales y el contexto de empleo permiten comprobar que se trata de nuestro pase.  De 1969 a nuestros días se ve su incidencia crecer progresivamente como si hubiera un fenómeno de moda en su utilización.  El análisis fino de estas vueltas permite sin embargo hacer las siguientes comprobaciones:

  1. La gran mayoría de las utilizaciones se hace en crónicas anónimas, no firmadas, de la agencia EFE, o por cronistas variados, a la firma ocasional, y también algunas utilizaciones atribuibles a Zabala padre luego hijo, y José Luis Suarez Guanes quien son regulares de ABC.
  2. Estos cronistas regulares quienes son Vicente Zabala padre y hijo, y Suarez Guanes, alternan varias terminologías, con respecto al mismo pase, a saber “Pase cambiado por la espalda”, “Pase del Péndulo” y “Cambio por la espalda”.  A veces precisan, después de haber utilizado la terminología “Pase cambiado por la espalda”, que se trata del pase inventado por Carlos Arruza o de “Silvetazo” o de “Péndulo”, o de “Pendular”, como si experimentaran la necesidad de añadir esta calificación.
  3. En otras circunstancias Zabala de la Serna y J.L. Suares Guanes utilizan únicamente la terminología “Pase del Péndulo” y esto a partir de los años 2000.
  4. De 1953 a 1966, en un número reducido de cronistas, se lee la terminología “Cambio por la espalda” para nombrar el mismo pase, terminología que desaparecerá de ABC durante 20 años para reaparecer esencialmente a partir de 1986 bajo las plumas de Zabala de la Serna y José Luis Suarez Guanes.

Para resumir, constatamos que la mayoría de los cronistas, muy conocidos o no, emplean la terminología “Pase Cambiado por la Espalda” de 1969 a nuestros días.  Dos de estos cronistas, también utilizaron el nombre “Pase del péndulo” y “Cambio por la Espalda” durante las décadas 1990 y 2000 claramente para describir el mismo pase.  Reina pues una incertidumbre de la terminología que sería conveniente aclarar.

Veamos si unas explicaciones técnicas pueden encender nuestra linterna.

II.            Consideraciones técnicas

Si el nombre “Pase del Péndulo” es sui generis porque fue inventado para calificar específicamente el pase creado por Carlos Arruza, las dos terminologías restantes, llevan en ellas referencias técnicas que inducen un significado preciso.  Estas referencias son “Pase Cambiado” y “Cambio”.  Mi interlocutor de Sevilla me sostenía que Cambio y Cambiado son una y misma cosa y en consecuencia decir “Pase Cambiado” quiere decir que se efectuó un Cambio.

Intentemos ver más claramente.  ¿Qué nos dice el Cossío?

Cossio Los Toros ICossio Cambio Cambiado._0001

 

En su sección Vocabulario, el Cossío, en sus dos ediciones, distingue los dos términos Cambio y Cambiado.  Nos explica que el Cambiado es « el pase de muleta en que el espada da la salida al toro por el lado contrario al de la mano en que tiene la muleta« .  Es decir,  si la muleta se tiene en la mano derecha, el pase Cambiado es un pase otorgado con la salida dada del lado de la mano izquierda, y viceversa.  En el caso del pase, dicho cambiado no hay que, de ninguna manera, cambiar el trayecto del animal como sería el caso cuando se da un cambio.  En efecto, el Cambio se describe como una « suerte en la que se inicia la salida del toro por un lado y se da a la postre por el otro, cambiando así el trayecto del toro« .

En el Volumen I de la enciclopedia Cossío “Los Toros” en la página 969, en la sección tratando del Análisis Técnico histórico del Toreo, existe un estudio titulado “El Pase Cambiado” que confirma que, aunque poco usada, la distinción del « Pase Cambiado » y « el Pase natural » es debida a una diferenciación técnica tal como se describe más arriba.  El “Pase cambiado” es un pase en que se termina dando la salida por el lado opuesto al de la mano que lleva la muleta.  Al contrario, es “Pase natural” todo pase que da la salida por el lado la mano donde sostiene la muleta.  Así el pase de pecho es un pase Cambiado, como lo son también la “trinchera” o la “trincherilla”.

El Hilo del Toreo_0001

Pepe Alameda reanuda esta misma distinción entre Pase Cambiado y Pase natural en su obra “El Hilo del Toreo en página 94 bajo el título de “El Toreo Natural y el Cambiado”.  Lo estudia desde el punto de vista del toreo “de expulsión” y el toreo “de reunión”, dos conceptos indicando que cuando el torero quiere vincular al toro en torno a su cuerpo lo hace en el “toreo natural” y cuando desea retirar su cuerpo de la presión, practica el “toreo de expulsión” que, para Alameda, es asimilable al “Toreo Cambiado”.  En el toreo moderno la distinción del Cossío y la de José Alameda no son perfectamente superponibles. En efecto, conviene señalar que el “Toreo de expulsión “no es ya una técnica de liberación de la presión, sino se ha convertido en una técnica básica utilizada por muchos toreros, a la vez en el « toreo natural » y el « toreo cambiado » por el empleo del “toreo por fuera”.

¿Pero mientras qué es el “Pase del Péndulo”?  ¿Se puede decir que es un “pase cambiado” a la luz de las consideraciones técnicas que acabamos de poner de relieve?  Estoy en la opinión que no.  En este pase el torero da la salida del lado de la mano que tiene la muleta.  Sólo se mueve la muleta detrás del perfil derecho y de frente a detrás, siempre del mismo lado derecho del torero durante la ejecución del pase,  sin cruzar delante o detrás del cuerpo para ir hacia la mano que no tiene la “Muleta”.  Al contrario, en el último tiempo del pase el brazo derecho se eleva y se aleja del cuerpo sobre el mismo lado derecho.

En fin, no se debe confundir a Cambiado con Cambio por las razones informadas anteriormente.  En efecto el Cossío nos explica que los “cambios” son pases en los cuales el torero indica que va a dar la salida del toro por una parte, para a la postre darla por el lado opuesto, sin el concepto de saber si se trata del lado  donde se tiene la muleta o no.   Se comprende mientras que los dos conceptos de “Cambiado” y de “Cambio” no se superponen sistemáticamente.  Un “pase de pecho” que es un “pase cambiado”, no es un cambio para nada,  ya que el torero no cambia la trayectoria del toro en el transcurso del pase.  En cuanto al “Pase del Péndulo” no es un “Cambiado”, pero si, sin ninguna duda, un “Cambio” ya que el torero inicia la salida como para dar el pase ante él y al final cambia para darla en la espalda.

Es por otra parte curioso constatar que, a pesar de esta evidencia, perfectamente inscrita en el texto de la edición reducida del Cossío aparecido en 2007, las fotografías ilustrando los términos “Cambiado” y “Cambio” están en el mismo pase de “El Péndulo”.  ¡No hay que dudar!  El empleo de la misma fotografía para los dos términos es un error manifiesto.  El pase es un Cambio pero no un Cambiado.  Por otra parte tuve en cuenta que André VIARD, en su libro “comprender la Corrida” en la página 197, había elegido, para ilustrar la terminología Cambio, dos fotografías una de ellas  con el “Pase del Péndulo ».

Comprendre La Corrida.pdf_0001

En definitiva, la denominación “Pase del Péndulo” resulta de que dicho pase fue creado por Carlos Arruza y fue nombrada así para calificarla.  Alejandro Silveti describe este pase en el libro “Todas las suertes por sus Maestros”.  En ningún momento hace referencia, en sus observaciones, a la terminología “Pase Cambiado”. Quién más es, cuando se hace referencia a ello en esta obra,  es para describir otro pase realizado por Antonio Bienvenida « El pase cambiado ».

Todas Las Suertes por sus Maestros_0001Pase Cambiado Bienvenida cadre

 

EL Pase Cambiado – Antonio Bienvenida  “Todas las suertes por sus Maestros”   José Luis Ramón

Ninguna duda es posible.   “El pase cambiado” es aquí en todo compatible con el concepto de “pase cambiado” estudiado en el Cossío y por Pepe Alameda, tal como lo vimos más arriba.  Este pase es también un “cambio”.  Combina las dos técnicas que son citar al toro como para darle la salida por el lado de la izquierda, para luego realizar la salida por el lado opuesto (cambio), y también se da la salida por el lado opuesto  al de la mano que sostiene la muleta (cambiado).  En la especie el segundo tiempo del pase es semejante a un “pase de pecho” por la mano izquierda pero con la muleta doblada.

Se puede plantear la cuestión de lo que debería ser un “pase Cambiado” dado “por la espalda” para que pudiese merecer este nombre.  Sería necesario por una parte que respondiera a los principios técnicos vinculados a la terminología “pasa cambiado” y por otra parte que el pase se dé en la espalda.  El único pase que técnicamente se adaptaría a estos principios es “El Pase de las Flores” o “la Capeína”.  Estos dos pases son uno y el mismo.  Lo que los hace diferentes es el momento en que se dan.  Al principio de tanda para la “Capeína” y en fin de tanda para el “Pase de las flores” en forma de remate.  Y bien, se puede decir que estos pases son “pases cambiados por la espalda” porque dadas en la espalda con la salida hacia el lado de la mano libre.   Realizarlo en apertura de faena sería una apuesta.  Debido a la complejidad del gesto y la limitación de su amplitud, el brazo torcido en la espalda en final de pase, es difícil imaginar que pueda realizarse cuando el toro llega a todo vapor al principio de faena.   Mi dictamen es que tal pase sería extremadamente difícil de ejecutar y en consecuencia la terminología “pase cambiado por la espalda”, aplicada a un pase realizado al principio de faena, es improbable.  El poco probable, sin embargo, es habitual para El Pana que realiza este tipo de pase, justamente Llamado en este caso, « Pase por la Cambiado Espalda » como se puede ver en este video.

Pase-del-Pendulo1

EL Péndulo – Alejandro Silveti    “Todas las suertes por sus Maestros”   José Luis Ramón

Al término de esta investigación, concluyo que cuando se utiliza la terminología “Pase Cambiado por la Espalda” con respecto a lo que realmente es “El pase del Péndulo” se comete un error histórico y técnico.  La única otra terminología aplicable con exactitud a este pase es la de “Cambio por la Espalda” que es una denominación general, aplicable a numerosos pases como “la Pedresina” de Pedrés, “la Tobalina” de Cristóbal Cuenca, “El Pase del Fusil” Chamaco o “EL Péndulo” de Carlos Arruza.   .  Pero el nombre específico del pase que nos ocupa permanece: “El Péndulo” o “Pase del Péndulo”.

René Philippe Arneodau (Traducción con participación de Felipe Olivera)

Ce contenu a été publié dans Technique du Toreo, avec comme mot(s)-clé(s) , , , , , . Vous pouvez le mettre en favoris avec ce permalien.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.